domingo, 17 de febrero de 2019

1982. Insignias (Normal)

1982. Un par de insignias de la Escuela Normal Domingo Faustino Sarmiento, en su cosecha 82.

5to "C" B.O.B. (alusión a las Islas Malvinas)

5to B Bachillerato Comun.


Insignias de la Escuela Normal. En original y pasada por un programa de retoque gráfico.



Colabora: Enrique Albors (prom.82 Normal) y Presidente ECU 82

1981. El secreto de las fotos (ECU CEC)


1981. El Secreto de las fotos
Excelente relato de Omar, uno de los integrantes de CEC 81, acerca de una fotos publicadas en el diario El Heraldo. Imperdible.

En tiempos tan tecnificados, sucede que lo habitual –tecnológicamente hablando- se dé una vuelta de rosca y se convierta en rutinario. Mensajes de celular, publicidades, correos electrónicos, etc. se miran, pero –perdón por la disgregación- no se ven. Últimamente, se me ha dado por “alargar” el día. Esto significa que el hoy ya es mañana porque el reloj pisotea las primeras horas del día, pero la sensación de fin la da el irse a dormir. Hallábame en el postrer ejercicio de dilatación diaria cuando se me ocurre revisar mi correo. Hay uno “nuevo”. De Edgardo Palauro. Para mayor precisión. Asunto: “deportes en el recuerdo” – Texto:
Iba a publicar estas fotos y los nombres de los integrantes de cec 81 futuros ecu 82.
Está tu nombre por ahí. Tenés alguna anécdota para comentar?
abrazo.
Edgardo.
Seguidamente 2 fotos del diario El Heraldo del  lunes 28 de septiembre de 1981…
A modo de aclaración: Edgardo realiza hace varios años una labor encomiable recogiendo información que “integre” –en un sentido estricto- todo tipo de información relativa a las escuelas secundarias de Concordia desde los años 60. Hay una matriz obvia. Es la Fiesta del Estudiante. Aunque ello no desmerece que también se rememore –en sus sitios internautas-  los festivos reencuentros después de largos años de las distintas promociones. Todas estas últimas se comienzan a visualizar hacia sus Bodas de Plata, pero los años –inalterablemente- siguen su curso y la invitación a nuevos reencuentros hallan, en la óptica de Palauro, motivo de destaque. Así que, motivado por el correo indicado, mi pequeña pluma del escribir se despertó en las líneas que siguen.  Y última aclaración. Edgardo es un “preso” de alma contagiado del virus cósmico de la Técnica como miles de concordienses.     
   
EL SECRETO DE LAS FOTOS

                ¿Qué contarte, Palauro? ¿Qué me quedé largos minutos –absorto- mirando las fotos? Que se yo… Anécdotas hay, pero una foto tiene secretos ¿viste? Se me nubló la memoria anecdótica –o por lo menos eso pareciera- porque me concentré en la foto, en los rostros y en la lista de nombres. El cronista de la nota heráldica nos destrozó nombres y apellidos, pero igualmente cada nombrecito (incluso los olvidados en la nota del diario)  fue un timbreo interno…
                Nobleza obliga, Palauro. Lo primero que ví en la foto es mi figura. Flaca y desenfadada (me la daba de rocker argento…). Mi cara tenía marcado el tránsito juvenil y bullicioso.  ¡Mis zapatillas Topper rojas de lona! ¿Cómo olvidarlas, Palauro? Mi camperita de jean –gastadísima- comprada con tanto sacrificio en Córner… “como a esas cosas que nunca se alcanzan”…  ¿Viste Palauro? Tu correo me mezcla la bocha: un rockerito que tantos años después no puede vivir sin el tango…, sin el folclore tampoco. ¿Tanto significa una foto? Un manto silencioso me cubre un instante. Me hablo a sí mismo: “Palauro quiere alguna anécdota Omar…” “¿Y qué –no puedo creer…, me contesto solo-, acaso lo que escribo no es anecdótico?” Sigo mirando. ¿Escribo?
                Cerquita mío –en la foto, digo- está Estela. Toda una vida juntos y un “casal” de hijos y una nieta para justificar lo ancestral de la sangre que nos precede. “¡Omar, anécdotas te piden!” “¡Dejame de joder!” Hago un ejercicio. Cierro los ojos y cuento lentamente  hasta diez. Por la fecha del diario –el ejercicio sirvió de concentración- me doy cuenta que hacía una semana había acontecido el mega día del 21 de septiembre de 1981. San Carlos, Club Ferrocarril, Show Fantástico, Elección de la Reina… ¡tantas anécdotas! ¿Cuál querés, Palauro? No. Ninguna diré, ¿o sí? Mejor vuelvo a la foto. “Omar, es fácil. Nombrá a los que están en la foto, en la lista. Recordá y contá”. “¡De ninguna manera!” “Ya es tarde…” ¿Y?” Tomo una decisión, Palauro. Te contaré algo del mundo de la fotografía. Por eso el título, ¿viste?
                No nombraré a ninguno de las fotos. Corrijo. La nombré a Estela por obvias razones. Convengo que la lista con los nombres ayuda. Pero es necesario aclarar que algunos nombrados no están en la foto, o viceversa.
                Se me ocurre que mirar fotos –más cuando han transcurridos unos casi 38 años de las mismas- es una especie de trabajo detectivesco. Ya dije que estoy solo y…, bueno con esa vocecita interna que habla altiva, entonces mis recuerdos no se contaminan con los posibles recuerdos de otros. En primer lugar –indago pulcramente- podría asegurar que la foto fue tomada en el Club Ferrocarril. ¡Cómo no recordar las sillas de lata que se ven en las fotos! Apilables y que desparramábamos para los vermouths por todo el club. El Ferro era como un hogar de tránsito. Dos intensos años nos cobijó en reuniones con la Comisión Directiva del Club, con los representantes de las bandas que se traían, con los siempre mal mirados publicanos o recaudadores de  Sadaic y de la Municipalidad en las largas noches.

El referido club también cobijaba a Hernán Bignasco y su “¡Hola, qué tal!”. El locutor radial comandaba una especie de bailanta de aquella época que funcionaba en un espacio que antiguamente fuera dedicado al teatro en el club. Me digo: una foto me trajo ese recuerdo del Ferro y el bolicho bailable de Bignasco. Y en ese recuerdo parece que escucho “En la Ribera” de la Bersuit… “Omar, Omar, te estás yendo al carajo…”. “¡Qué hincha pelotas!”. Cierro. Comentan que algunos muchachotes de la lista o fotos concurrían furtivamente al antro en pleno baile de ECU. Comentan. ¡”Y cállate! “¿Quién?”
Prosigo. El diario comenta nuestro entusiasmo. En 1982 seríamos ECU. Dejaríamos atrás la “colimba” de haber sido CEC. Un recuerdo. Era tradición que los integrantes de ECU y CEC disputáramos un partido de fútbol con notario tinte de clásico a capa y espada. No recuerdo la cancha de la disputa fronteriza, pero doy por sentado que ganamos porque –releo nombres de la nota- teníamos un par (o más) de excelentes jugadores que jugaban en clubes de la ciudad. Podrá aparecer un memorioso –innecesario para mi gusto- del ECU 81 diciendo lo contrario de lo que afirmo. Confieso que hubo algunas riñas tramitadas bajo el imperio de la denominada “pierna fuerte” entre ambas ONG juveniles. Es menester reconocer –por lo menos de mi parte- que mi puesto en la defensa me permitió cierta venganza hacia ciertos integrantes del círculo mandamás que nos supervisaron ese año. 
“Omar, si podés, recordá el pedido de Palauro…”. Ejercitación obligada. Otra vez. Cerrar los ojos y volver a contar. Esta vez en inglés. Abro los ojos y las dos fotos me devuelven imágenes frescas. Mi yo ¿lejano? de una de las fotos me observa desde todo ángulo posible. Descubro –básicamente- el efecto Mona Lisa. Tapo mi imagen con el encendedor. El silencio…, es el resultado. Ahora sí, me dedico a la “imagen”. Me dice mucho, pero percibo –en la observación-  que no sé nada.
Mis ojos –como un rayo- me transmiten aquellas imágenes de personas. Son varias. El reconocimiento pausado de cada rostro (o nombre escrito) me lleva al presente. Fulanas/os y menganas/os se dedicaron a la docencia. También descubro a quienes rumbearon sus vidas hacia la abogacía, la medicina, la política. O simplemente al mundo del trabajo. También están los que representan lo completamente desconocido. Los que se fueron a algunos de los cuatro puntos cardinales del mundo. Los que fueron pareja y los que se desparejaron. Adivino mi rictus de goce. Me dan ganas de fumar, pero no quiero quitar el encendedor del lugar que ocupa.  Un frío sudor me evapora la sonrisa. Recuerdo de aquel joven, de la muerte joven. En silencio nombro al compañero con su mote y su apellido. Decido que el día ha terminado. El patio de mi casa me abriga con sus primeras luces. Enciendo el cigarrillo postergado. El humo me obliga a entrecerrar los ojos. Por unos segundos los mantengo así.
“La fotografía es un secreto de un secreto”. La frase de Diane Arbus es lo último que memorizo.
PD: “¡Palauro!, ¡Palauro! Soy yo. El de la foto…, ji ji ji”       

El relato es tal cual, sin sacarle una coma, por eso está en letra cursiva, de Omar Lagraña, profesor, investigador, poeta, que se yó. Siempre que nos encontramos, siento que tenemos las mismas pasiones.

Y por si fuera poco, también colabora Nestor Rodríguez, ya que me apuntó varios nombres que en el texto del diario, están cambiados.
Comercio 1: Mónica Lescano, Juan Sergio Roscopo, Miguel Angel Ragone, Sergio Gomez, Alejandro Ottogalli, Angel Giano, Luis Bravo, Federico Vera, Omar Lagraña, Omar Ramón Rastelli, Juan Marcelo Tricárico

ENET 1: Nestor Edgardo Dure, Edgardo Berón, Anibal Acevedo, Nestor Rodríguez, Omar Kueider, Cesar Urtiaga, Gustavo Sandri, Arturo Baraballe, N. Fagalde
Capuchinos: Antonio Salas, Luis Pons
Normal: Silvina Cicerone, Marcelo Barbas, Marina Rosa Guerra, Estela maria Robin, Silvina Beatriz Trusco, Enrique Federico Albors (futuro presidente ECU 82)
San José: Adriana Diaz, Ana Iribarren, Nilda Preill, Mercedes Trentin
BHM: Cesar Berta, Angeles Niez
ENET 2: Mirta Roldan, Elsa Harris, Graciela Migolla, Teresita Antonelli, Mabel Rossi, Sandra Negron, Maria Magdalena Perez, Lucrecia Aguero
Artes Visuales: Miriam Bren, Alejandra Franco
Bachillerato Agrotécnico: Jose Olaverri, Sergio Ramos
Comercio Ayuí: Jorge Mautone, Rafael Amiel
Nacional: Gustavo Rodriguez, Federico Romero, Lucio vallejos, otros
Mitre: obviaron los nombres.



viernes, 21 de septiembre de 2018

1982. Septiembre no es simplemente otro mes (San Carlos y Estudiantinas)

1982. Eran los días de oro y el sol brillaba sin preguntar ... y ahí estaba yo un 21 de septiembre, en San Carlos con mi guitarra y por ahí se acerca alguien de ECU y me dice vas a subir? Y de pronto me vi arriba del escenario tocando Mirta de regreso delante de diez mil jóvenes, después muchacha ojos de papel, la marcha de la bronca y otros temas, y ese aplauso que quedó grabado para siempre en mi corazón, como una flor que se abre todos los 21 de septiembre. Por eso cuando quieran saber donde encontrar ese mundo feliz que todos soñamos, busquemos ahí, en los corazones de estudiantes, !!!Feliz día del estudiante!! Feliz primavera para todos !!


Paloma Benitez y Roberto Cañete

Colabora: Luis "Paloma" Benitez 

sábado, 15 de septiembre de 2018

1985. Renacer Primaveral (ENET 1 - Mitre)

1985. En el blog encontrás varias fotos de ésta carroza y su reina. Pero precisamente, ésta no está, así que la publicamos. Las llamadas "manzanitas" para los chicos de aquellas promociones.
Obtuvo 1er premio en Villaguay para la fiesta regional del estudiante.

Colegios: ENET 1 y Mitre
Categoría: Alegórica
Premio: Mejor carroza del año (primera vez que se establecía este premio)
Reina: Ana Carina Bradanini (1ra Princesa de los estudiantes)

Fuente: Carina Bradanini en Facebook

lunes, 18 de junio de 2018

1982. Coronándote Primavera (ENET 1)

1982. Pocas veces una carroza "no oficial" gana un primer premio en una categoría mayor, ya sea alegórica o artística. En este caso un curso de la ENET 1 Construcciones y un grupo semi "disidente" del colegio San José (llamémosle así), lograron romper los pronósticos. 
Y es así que desde un galpón ubicado en Ruta 4 entre Perú y Chile, se construyeron estos simpáticos enanos o gnomos. Labor destacada para la chica que moldeó las caras de los gnomos, Flavia Mecca.

Colegio: ENET 1
Categoría: Alegóricas
Nombre: Coronándote Primavera
Premio: 1er premio.





En la estación norte, la carroza nro. 29, ya con el premio otorgado. Adelante se alcanza a ver una parte de una pollera de una carroza humorística, también de la ENET 1. Casi con seguridad, se trata de la carroza titulada "Africanísima Rafaella".

Colabora: Griselda Menteguiaga , Griselda Saenz y Flavia Mecca (promo 82, San José)

lunes, 2 de abril de 2018

1984. Tres cometidos en una noche con Raúl (Anécdotas ECU)

1984. En una nota anterior habíamos mencionado que de la presentación de Raúl Porchetto en Concordia, seguramente alguna anécdota iba a surgir. Quien colabora con la misma fue testigo de lo sucedido esa noche.
comisión ECU 84

Terminado el recital, desarmado el escenario, los integrantes de ECU, la banda de Raúl, los plomos y demás integrantes, decidieron ir a cenar a una pizzería muy de moda en aquel año: "La Recova".

Algunos conocedores de esa pizzería comentan que elaboraban las mejores pizzas de la ciudad. El local estaba ubicado en calle Roque Saenz Peña y la vía, en la esquina de la cortadita que iba al hacia el Club Libertad. Los mas memoriosos recuerdan la pizza triple rellena con de todo. No estuvo mucho tiempo en funcionamiento pero si muchos la recuerdan es porque dejó huella. Era del tucumano Zermoglio.

Ese día la Recova estuvo disponible solamente para Raúl y su banda, es decir que trabajaron a puerta cerrada. Pero hubo una fan que estaba dispuesta a lograr sus tres cometidos esa noche.

Ella y un grupo de amigas aparecieron en la puerta del local. Tanta fue la insistencia que la jovencita de 16 años logró su primer cometido: conocer a Raúl, y obtener un autógrafo. Y de yapa fue invitada a la cena. Todo un premio a su insistencia.


Finalizada la misma, Raul pidió terminar la noche en algún lugar donde no sea "reconocido". Los chicos de ECU le ofrecieron ir a Salto, Uruguay mas o menos al frente del balneario viejo de concordia. El lugar se llamaba "el Peñon".

La jovencita logró su segundo cometido. Fue invitada a acompañar al grupo. Pero se encontraron con un problema. No podía pasar a Salto por el novísimo puente Salto Grande por ser menor de edad. La solución fue muy fácil para aquella época. La chica tenía una hermana un par de años mayor y muy "parecida". Cuentan que ella ya tenía intenciones mayores,  así que salía con el documento de su hermana. Coincidencia o premeditación ?  No lo vamos a saber, salvo que entrevistemos a la dueña de la anécdota.

Y de paso, que la dueña de la anécdota nos cuente si su tercer cometido se cumplió: Que Raúl caiga sometido a su belleza y encanto y hayan terminado en una noche a puro amor. La persona que nos contaba esta anécdtoa, está "casi" seguro.

Gracias a esas reuniones, asado de por medio, suelen aparecer estas anécdotas que aquí transcribimos y que esperamos logren sacar una sonrisa al lector.

Colabora: Santiago Olhaberry, ex presidente ECU 84 y Anibal "Perro" Dominguez con algunos datos de pizzería La Recova.
Mas aportes:
El tucumano Zermoglio, antes de La Recova, tenía una pizzeria de nombre "Pronto", donde está "Yantar" hoy día (abril 2018). La Recova fue vendida a Cesar Alejandro, que mantuvo el nombre "La Recova". funcionó en el mismo lugar unas temporadas mas.

Integrantes de ECU 84
Santiago Olhaberry (presidente)
Margarita Molteni (vicepresidente)
Vanina Duran (secretaria)
Daniel Cedro (tesorero)
Sergio Gonzalez (protesorero)

martes, 20 de marzo de 2018

1981. La Ternura renace en primavera (BHM)

1981. Imagen de la carroza de BHM tomada del sitio facebook de los 50 años de su creación.
Categoría: Alegóricas
Nombre: La ternura renace en primavera
Premio: 2do premio
Reina: Liliana Altamirano




Fuente: Sitio facebook 50 años BHM